viernes, 22 de febrero de 2008

Palermo Valley, cuna de emprendimientos argentinos


No se trata de una nueva subdivisión de nuestro querido barrio de Palermo ni mucho menos. Palermo Valley es, como lo define su principal propulsor, un estado mental. Un meme bajo el que identificarnos y mostrarnos al mundo.


Desde hace un par de semanas, Santiago Siri viene empujando la idea de Palermo Valley, un meme bajo el que poder agrupar a todos los emprendimientos web de Buenos Aires y catapultarlos al mundo, y por medio de sus subliminales mensajes en Twitter y otros medios afines, ha logrado muchos otros nos interesemos. Es así como logró vencer a Vanesa Kolodziej, quien originalmente no quería saber nada con el tema, y terminó comprando el dominio palermovalley.com y creando el blog que allí reside.

En medio de esta vorágine que se creó de manera tan súbita, alguien comentó en Twitter que se debería de hacer un bar geek en Palermo, y de allí devino la idea de hacer un encuentro casual de emprendedores, al mejor estilo after office, donde todos podamos encontrarnos a charlar, compartir unas cervezas y nuestras ideas. Socializar, conocer mejor las otras ideas que están surgiendo en el Valley.

La convocatoria se hizo con muy poco anticipación, y sin embargo, hubo una asistencia que ningún organizador esperaba. Más de 70 personas se hicieron presentes desbordando ampliamente la capacidad del bar elegido y obligando a muchos a quedarse charlando y tomando cerveza en la calle. Un auténtico efecto Digg que dejó al bar en cuestión sin cerveza fría en menos de 2 horas. Un verdadero orgullo ver a tanta gente con tantas ganas e ideas, tanta gente que ama la web y quiere ofrecer su trabajo al mundo.

En sí, el encuentro se limitó a charlas individuales para conocer a los demás e intercambiar ideas, opiniones, conseguir invites a betas / alphas cerradas y poder ver que es lo que se verá online de acá a unos meses. La única excepción a esto fué el obligado discurso bienvenida / agradecimiento de los organizadores (Vanesa y Santiago) en el que Santiago se limitó a dejar muy en claro, y con un poco de humor como es habitual en él, cuales son las reglas de Palermo Valley.

En virtud de verdad, el término no es obra de Santiago, sino de su padre, quien hizo tal comentario al enterearse de la cantidad de startups que se habían asentado en la zona donde también están desarrollando Popego, a él le debemos este nuevo estandarte bajo el que nos paramos frente al mundo; a él mis agradecimientos.

1 comentario:

VanesaK dijo...

Juan, que buen posting, claro y que cuenta toda la historia.

Mil gracias por haber venido y por haberte tomado el tiempo de escribir esto

ojala que salgan muchos proyectos como Popego y que muchas mas empresas vengan a la zona.

gracias!