miércoles, 6 de febrero de 2008

Ser emprendedor


Ante la pregunta de si nos gustaría ser millonario, la gran mayoría responde que sí, pero cuantos realmente trabajan para lograrlo?


El principal problema creo yo, radica en que pocos piensan que realmente sea posible hacerse millonario si no es ganando la loteria o algo así. Pero si uno se pone a mirar a su alrededor encontrará que son muchas más personas las que se hicieron millonaria por sus propios medios que las que no. Como ya lo cité en otra ocasión, miren la cantidad de gente jóven que es millonario por labor propia.

Uno no se hace millonario trabajando, sino que debe trabajar para hacerse millonario. Y esta es una diferencia importantísima. Trabajando todos los días por un sueldo vamos a poder vivir, pagar alquileres, comida, darnos algunos gustos, etc. Pero el margen de ahorro no es excesivametne elevado, e incluso cuando lo sea, conforme pasan los años y uno se casa, tiene hijos, etc. los gastos tienden a crecer mucho más rápidamente que el sueldo. Viviremos, pero no seremos millonarios. Por otro lado, el día que dejamos de trabajar, automáticamente nuestra capacidad de subsistencia depende de cuanto duren nuestros ahorros. No somos capaces de mantener el mismo nivel de vida de forma indefinida.

Si por el contrario, el trabajo que uno realiza es para construir activos, es decir, cosas que generen dinero por si mismas, el dejar de trabajar no tiene que implicar recortar gastos. Empresas, sitios web, inventos que patentar, inmuebles, todo lo que pueda generar dinero sin que nosotros estemos necesariamente ahí sirve para este fin, el qué depende de los intereses particulares de cada uno.

Si uno es capáz de acumular activos, rápidamente se encuentra con que posee un ingreso extra de dinero que no depende de su trabajo, es un extra. Cuando se logra que el mismo iguale o supere a sus gastos totales, usted deja de NECESITAR trabajar para vivir, es oficialmente rico.

Ahora bien, en la teoría es simple, pero en la práctica no se ve todos los días. Como dije antes creo el principal motivo es la mera falta de convicción, el no dedicar algunas horas semanales a construir activos.

Hace un año, en mi antiguo trabajo, me ofrecieron trabajar full-time durante el verano y así poder ganar más dinero. En ese momento yo lo ví como una buena oportunidad y accedí. Hace poco se me planteó nuevamente la misma posibilidad, pero esta vez me he negado repetidas veces. Mi tiempo vale mucho más que el 33% extra de sueldo, es mi tiempo lo único que necesito invertir para poder hacer proyectos que me den dinero el día de mañana, es mi tiempo la única inversión que necesito en mi plan para ser millonario.

Es momento en mi vida de ponerme a trabajar para ser millonario. Todas las semanas me estoy renuniendo con mis socios a generar ideas, desarrollarlas y analizarlas. Queremos dejar de esperar a que vengan las oportunidades yestamos saliendo a su encuentro. Cualquiera puede hacerlo, es cuestión de estar decidido. ¿Lo estás tú?

4 comentarios:

Santi Siri dijo...

Emprender una empresa para ser millonario, en mi opinión, es la peor razón para emprender algo. Tiende a tener una logica un poco orientada a "el fin justifica los medios". El dinero termina por corromper la calidad de un producto cuando se trabaja ciegamente por ese objetivo. Ademas de que cuando no estés consiguiendo tu meta "millonaria", cuando te golpees con una realidad mas dura, te vas a sentir muy frustrado por haber seteado expectativas (a veces) imposibles.

Se emprende algo cuando tenes una idea o algo que te apasione y quieras hacerla realidad. Si logras vivir bien de eso, buenisimo, si te haces millonario, mejor. Pero la guita viene despues (mucho despues).

Juan Martín Sotuyo Dodero dijo...

Santiago, es un palcer tenerte leyendo mi blog.

Es cierto lo que decís, y en ese sentido está mal titulada esta entrada, y posiblemente le faltaron algunas revisiones para hacer más claros algunos puntos.

A lo que realmente apuntaba es a despertar en mis lectores esa chispa que hace que uno deje de ser espectador de los triunfos ajenos para ser protagonista de los propios. Darse cuenta de que lo único que nos separa de la gente "exitosa" es que ellos lo intentaron, y nosotros todavía estamos esperando "nuestra oportunidad" que nunca llega si nos senatmos a esperar.

Es cierto lo que decís de que hacer una emrpesa sólo por el dinero es un mal motivo. Una empresa es un trabajo diario, requiere dedicación y esfuerzo, y si uno no tiene pasión por lo que hace termina atrapado en algo que no le gusta, y en esto resalta lo mal que está el título, pero ya en la entrada misma digo que uno debe de hacer aquello que le interese, ya sea compra-venta de bienes raices u otra cosa.

Respecto a las expectativas desmedidas (ser millonario, conquistar el mundo, organizar toda la información del mundo, o lo que fuere), es una cuestión de como se lo vea. Si uno se pone "quiero tener 3 palos para dentro de 2 años", en general no lleva a más que frustraciones. Es como quien compara sus propios logros con los de otras personas de manera totalmente arbitraria (de hecho sobre esto pensaba hacer un post en esta semana, pero tengoque sentarme a organizar mis ideas). El objetivo de tener un ideal, una meta desmedida, una visión, es simplemente una forma de evitar conformarse. Como diría Steve Jobs, "don't settle", "stay hungry", al menos así lo veo yo. Es algo que nos empuja a seguir avanzando, a llegar más lejos, a superarnos día a día. Obviamente que no por esto voy a salir a robar bancos.

En mi caso particular, amo a Internet y todo lo que ofrece. Quiero ser parte de la misma y vivir de ello. Por tanto es que estoy trabajando día a día en llevar a la práctica ideas y proyectos. Deseo realmente encontrar una gran idea que pueda revolucionar Internet, así como lo hicieron Google, Facebook, y posiblemente igual lo sientas vos con Popego (de hecho le tengo mucha fe en este sentido), y si hay algo increible de Internet, es que toda gran idea revolucionaria, termina siendo altamente redituable. Mi objetivo no es ser millonario por ser millonario, si talfuera el caso posiblemente trabajaría en otra cosa, mi aspiración es algún día poder gestar algo que le cambie la vida a alguien, y en consecuencia, llegará el dinero. Es un fin último, no inmediato, y mientras no lo alcance, no puedo más que seguir pensando ideas y ofreciendo al mundo mis creaciones, con la esperanza de que alguna lo logre.

Juan Martín Sotuyo Dodero dijo...

Juaz! que coincidencia esta! Revolviendo en el del.icio.us de un compañero encontré este post que habla del tema de ser exitoso sin caer en la desesperación.

Dice muchas de las cosas que yo ya mencioné (no comparar, no poner fechas arbitrarias a nuestras aspiraciones, etc.), pero en mayor detalle.

Sumamente recomendable, creo no tengo nada que agregar al mismo, por lo que no hace falta yo postee sobre el tema.

Santi Siri dijo...

Me gusta mucho mas el espiritu de tu comentario :)

Este planteo que haces vos, muchas veces lo charle con amigos que se sienten mejor trabajando en una gran compañía como un banco o Coca Cola. El espiritu emprendedor no es algo que tengamos todos (a muchos les gustaria, pero no se animan y a otros simplemente no les interesa).

Es *muy* riesgoso emprender algo.. comprometerse uno, socios, empleados e inversores a una idea, no es nada facil. Y si las cosas salen mal, imaginate como te podes llegar a sentir! por eso lo importante es disfrutar del proceso, del día a día, de esa sensación de libertad de estar haciendo lo que te gusta.. dando lo mejor.